Acerca de

Chris Katchi

Nací en México, pero yo me siento Ciudadano del Mundo. Me encanta el diseño, la tecnología y crear proyectos útiles que tienen un fuerte componente online. En ellos baso mi estrategia para vivir libre, acorde a cómo voy diseñando mi existencia.

En mi Podcast cuento cómo voy montando cada proyecto digital; lo bueno, lo malo y todo aquello que me lleva a cumplir mi Misión Personal.

4

High_

lights

que enfocan mi Misión.

Una economía sana, creciente y en abundancia genera tranquilidad, apertura a las posibilidades y, sobre todo, libertad para decidir qué hacer o no hacer con el bien más preciado con el que contamos: El Tiempo. Cada proyecto que construya llevará sí o si un componente monetario, porque “TODO es Social y NADA es gratis”.

Alcanzar mi mejor versión en mi interfaz humana requiere un trabajo constante, pero que además sea disfrutable. La actividad física diaria, la buena alimentación, la meditación y el autoaprendizaje son aspectos constantes para seguir vigente en este Highlight, al igual que medir los avances, porque “Lo que no se mide, no se puede mejorar”.

Esto implica mantenerme rodeado de personas que con su sola presencia, conversación y sabiduría cotidiana EDIFICAN y, así mismo, predicar con el ejemplo y ser una de ellas. Adiós a las quejas, las críticas, el victimismo, el trolleo y a la pobreza mental; bienvenida la inteligencia emocional, la asertividad, la empatía y las Terceras Alternativas.

Si todo lo demás está bien y en crecimiento, lo lógico (y sabio) es extender mi círculo de influencia para ayudar al mundo y a la civilización humana a alcanzar un nivel supremo compartiendo mis conocimientos, recursos, dinero, tiempo y tecnología. En concreto, mi paradigma de medición es aportar para llegar al Nivel 2 en la Escala de Kardashov.

PRIMER ACTO

De scout a arquitecto, pasando por diseñador, estudiante y empresario.

Mis padres, ambos químicos de profesión, nos inculcaron a mis 3 hermanos y a mí el amor por aprender cosas nuevas y dejar fluir nuestra creatividad, el valor del trabajo, la familia y la libertad de decidir con responsabilidad.

De niño y adolescente, por instancia de mi madre, ingresé a la Asociación de Scouts de México donde cimenté gran parte de mi filosofía de vida encaminada a ser feliz ayudando a los demás y dejando claro que puedo lograr todo lo que me proponga; encontré grandes amigos y hermanos entrañables y aún hoy, sigo aportando desde mi trinchera a este gran movimiento juvenil.

Llegado el momento, elegí estudiar arquitectura y logré combinarla con éxito con mi pasión por el diseño gráfico, que he ido desarrollando y mejorando de manera autodidacta.

Nada más concluir los estudios, una etapa más que genial y en la que aprendí un montón, me uní a un taller local comandado por 3 arquitectos mayores que yo, primero como dibujante y luego, como socio.

Fue un gran tiempo de bonanza y aprendizaje. Hacía lo que amaba hacer y nos pagaban bastante bien por ello. Nuestros clientes eran grandes firmas de arquitectos de renombre nacional e internacional a quienes admiro y de los cuales aprendí mucho sobre la gestión de una empresa y el equipo de trabajo.

Pero como todo en la vida, llegó el momento de evolucionar.

Es el cambio, el cambio continuo, el cambio inevitable, el factor dominante de la sociedad actual.

- Isaac Asimov -

SEGUNDO ACTO

El profesor freelancero que se volvió emprendedor online

Nos iba tan bien en el estudio que llegamos a perder el foco en lo importante y después de 3 años de trabajo, empezó el declive, la desorganización, los desacuerdos con mis socios, las deudas y el desgaste físico, mental y emocional que eso conlleva.

Como tenía algunos proyectos personales de diseño gráfico y me habían invitado a mi alma mater para dar clases (y se abrió la posibilidad de tener un sueldo «estable», aunque raquítico comparado a lo que percibía en mi empresa), decidí dejar el taller y emprender de manera independiente.

Siempre he tenido facilidad de compartir conocimiento con otros, así que busqué aportar mucho a mis alumnos, incluso en temas más allá de mis asignaturas y que, según mi experiencia, les servirían a corto plazo para obtener un buen puesto de trabajo o crear su propia empresa.

Mi materia, Mercadotecnia Aplicada a la Empresa Constructora y la libertad de cátedra, ayudaban bastante a hacerlo posible y, como también estudiaba como ser un mejor emprendedor, participaba en concursos, talleres, congresos y conferencias; me mantenía bastante al día en lo que se refiere a modelos de negocio, startups, marketing digital, finanzas y el famoso pensar fuera de la caja.

Como me gusta enseñar con bases, probé montar algunos proyectos online que tuvieron cierto éxito y me sirvieron para construir los cimientos de mi nuevo paradigma de vida como emprendedor digital.

Ir arriba